Dientes sin retenedores: en cuanto tiempo se mueven

Si has tenido ortodoncia, seguramente notes cómo los dientes se mueven, dejando de estar totalmente alineados. Para solucionarlo, se colocan aparatos de retención, los cuales sirven para dar estabilidad a la boca para que se asiente.  De hecho, los dientes sin retenedores se mueven durante toda la vida, ya que tratarán de volver a su posición anterior a la ortodoncia, pudiendo estropear el tratamiento.

En definitiva, usar un retenedor permite que la ortodoncia sea un éxito y sea un tratamiento definitivo. Es un aparato que no interfiere en la vida diaria, pero que evita el uso de una segunda ortodoncia. Hoy conocerás hasta qué punto es importante, comprobando cuánto tiempo se tarda en mover el diente si no se usa este sistema.

¿En cuánto tiempo se mueven los dientes sin retenedores?

Si te preguntas en cuánto tiempo se tuercen los dientes sin retenedores, la respuesta no es tan sencilla de responder al no ser general. Dependiendo del paciente, puede tardar más o menos tiempo, pero lo cierto es que seguro que se mueven.

De hecho, se puede decir con rotundidad que los dientes tienen memoria, especialmente poco después de finalizar el tratamiento. Aunque la ortodoncia se te haya hecho larga, realmente ha movido los dientes muy rápido, mucho más que el movimiento natural de los dientes. Por este motivo, casi la mitad de los adultos que se pusieron una ortodoncia y tienen los dientes sin retenedores tuvieron que ponerse aparato dental de nuevo.

Dientes sin retenedores: por qué no es una buena idea

Antiguamente, las ortodoncias no usaban este sistema con tanta asiduidad, provocando problemas de movilidad dental. En cambio, hoy en día prácticamente todos usan retenedores, ya que son indispensables para la fase de retención de la ortodoncia. Ofrecen estabilidad y ayudan a los resultados se mantengan a lo largo del tiempo.

Por este motivo, no usar estos aparatos no es una buena idea. Al no haber estabilidad, puede que tengas que volver a pagar por otra ortodoncia si los dientes se te han torcido. Mantener los dientes torcidos no es una buena idea por las consecuencias que tiene en la estética, la oclusión y la higiene, provocando problemas de autoestima y otros más graves como la caries o la periodontitis.

Tipos de retenedores

Hay varios tipos de retenedores que se colocan en los dientes.

No más dientes sin retenedores con los fijos

El primer tipo son los retenedores fijos. Consisten en una especie de alambre situado en el interior de los dientes, pegado de colmillo a colmillo y evitando que se muevan. Es una solución invisible y muy funcional, la cual no impide hacer ninguna función.

Removibles

Los retenedores removibles son muy parecidos a la ortodoncia invisaling. Es una prótesis a medida transparente que se coloca sobre tus dientes para evitar que muevan. Al principio, se llevan siempre excepto para comer, algo que se suele hacer durante el primer año. Después de eso, se colocarán únicamente durante la noche o incluso en días alternos, siempre sin estar más de 3 días sin usarlo.

¿Puedo usar retenedores sin haber usado Brackets?

Usar retenedores sin usar Brackets es posible y cada vez más común. De hecho, se puede usar el alineador o retenedor para corregir los problemas dentales directamente.

El mejor ejemplo es el de las llamadas ortodoncias invisibles, muy similares a los retenedores que se han visto antes. Su objetivo es la de corregir la postura sin Brackets por un tema estético, para evitar que la gente se de cuenta.

Hábitos de cuidado del retenedor

En este caso, el cuidado de la salud bucodental no cambia mucho si se tienen retenedores puestos. Simplemente debes cepillarte los dientes como lo has hecho hasta ahora, además de visitar al dentista cada 6 meses para una revisión.

Eso sí, en el caso de que algún retenedor se rompa, sí que deberías acudir rápidamente a revisión para una reparación o reemplazo. Si está roto, dejará de hacer su función y no cumplirá con el objetivo de evitar el movimiento dental. Recuerda que es mejor gastar un poco ahora que asumir un gasto más grande en el futuro, como puede ser el de una segunda ortodoncia.

¿Qué hago si tengo mis dientes sin retenedores?

En el caso de que te hayas colocado una ortodoncia y no tengas retenedores, seguramente se te muevan los dientes. En este caso, hay que acudir a un especialista adecuado para que haga un buen diagnóstico. En algunos casos, no hará falta colocar un retenedor, pero en otros puede que sí que haga falta hacer este tipo de tratamiento si has acudido a tiempo.

Si no has acudido a tiempo, es posible que necesites una segunda ortodoncia. En cualquier caso, acude a tu dentista de confianza para una revisión y para un diagnóstico correcto, ya que cada paciente tiene sus particularidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment