Pulpotomía en niños

Pulpotomía en niños: ¿qué es?

La pulpotomía es un tratamiento que sirve para evitar la pérdida prematura de los dientes de leche, sin afectar al diente definitivo que saldrá después. El tratamiento consiste en la eliminación parcial de la pulpa dental, quitando solamente la parte dañada. Posteriormente, se realizará una reconstrucción de la pieza.

Es un tratamiento realizado contra la caries avanzada, en concreto, cuando va más allá de la superficie del diente, pero apenas ha llegado a la raíz. También se puede realizar cuando haya un golpe que haya dañado la cámara pulpar del mismo, aunque sin llegar a la raíz. Si se produce mayor daño, se debe hacer una pulpectomía o endodoncia infantil.

Se realiza para acabar con el dolor del niño, para evitar complicaciones como el apiñamiento dental al conservar el espacio y para tener una mayor estética. En el caso de que los dientes temporales estén a punto de caerse, no se suele realizar el tratamiento, ya que el diente se caerá por si solo pronto.

Al ser algo habitual de los dientes de leche, la pulpotomía en adultos es poco habitual, realizándose directamente endodoncias. Eso es porque la pulpa de adultos es más fibrosa y es más difícil de hacer. De todos modos, en algunas ocasiones se realizan por ser menos invasivas y costosas y algunos la recomiendan.

Pasos de la pulpotomía

El primer paso es realizar un diagnóstico adecuado en tu dentista de confianza. El dentista valorará la gravedad de la lesión, comprobando si es posible eliminar la caries con un simple empaste o si se necesita hacer una pulpotomía o incluso una pulpectomía.

Después de eso, se retirará solamente la parte de la pulpa que haya sido dañada, usando anestesia local. A diferencia de la endodoncia, no se tocará la pulpa de la raíz y solo se retirará el tejido afectado. El hueco que ha quedado se va a rellenar con un medicamento, el cual está preparado para ello.

Finalmente, el último paso es la reconstrucción del diente, el cual se ha vuelto algo más frágil por perder la pulpa. Si es leve, se reconstruye con composite y si es grave, se colocan fundas para que se pueda masticar con normalidad, utilizando coronas de materiales resistentes y estéticos.

Diferencia entre pulpotomía en niños y pulpectomía

Aunque suenen muy parecidos, realmente pulpotomía y pulpectomía no son lo mismo. La pulpotomía se hace cuando la infección afecta solo al tejido pulpar, sin llegar a la raíz del diente. En este caso, solamente se elimina parcialmente la pulpa con el método descrito en los párrafos anteriores.

En cambio, la pulpectomía elimina totalmente el tejido de la pulpa, siendo una especie de endodoncia infantil. Se realiza cuando hay una sensibilidad extrema, mucho dolor al masticar o una decoloración de la pieza. Las causas de la pulpectomía en dientes temporales suelen deberse a una caries muy profunda que ha llegado a la raíz o a un severo traumatismo que afecte a los nervios internos.

En cualquier caso, para saber cuál es el tratamiento adecuado, hay que consultar al dentista pediátrico u odontopediatra. Podrá comprobar el alcance del daño y saber qué tratamiento es mejor.

Como prevenir la pulpotomía en niños

Este tratamiento es más avanzado que otros como los empastes, así que es mejor prevenirlo si es posible. Aunque en el caso de los traumatismos sea más difícil de prevenir, sí que se puede hacer en el caso de las caries.

Buenos hábitos de higiene y alimentación

Lo primero es inculcar al niño buenos hábitos de higiene dental y una buena alimentación. Enséñale a que se cepille los dientes todos los días a fondo, llegando a todos los espacios y usando cepillos interdentales o hilo dental si hace falta.

También vigila su alimentación, reduciendo el consumo de refrescos azucarados, dulces y otros productos con mucho azúcar. En su lugar, es mejor que consuma muchas frutas y verduras, las cuales también ayudan a prevenir otros problemas como la obesidad.

La pulpotomía en niños se puede prevenir detectando los síntomas de la caries a tiempo

Si detectas los síntomas de la caries a tiempo, podrás evitar una pulpotomía, realizándose un tratamiento menos invasivo y más sencillo como el empaste.

Algunos de estos síntomas son el dolor, la halitosis, la sensibilidad dental y la inflamación de las encías. En los casos más graves, se producirán roturas de la pieza dental e incluso cambios en el color del diente a tonos amarillos o hasta marrones.

Si aparecen alguno de esos síntomas, hay que acudir rápidamente al dentista para comenzar el tratamiento cuanto antes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment