Protector Bucal

onda Zabalegui ortodoncia

Un protector bucal es un aparato flexible hecho de plástico que se usa en actividades deportivas o recreativas para proteger los dientes de traumas.

Pueden prevenir lesiones graves como hemorragias cerebrales, pérdidas del conocimiento, fracturas de mandíbula y lesiones en el cuello al ayudar a evitar atascamientos de la mandíbula inferior con la mandíbula superior. Los protectores bucales son efectivos al separar el tejido blando de la cavidad oral de los dientes, lo cual evita laceraciones y hematomas en los labios y las mejillas, especialmente para quienes usan aparatos de ortodoncia.

Uso especial en niños.

Los padres a veces no tienen conocimiento del nivel de contacto y de las posibles lesiones dentales graves que están relacionados con los deportes que practican sus hijos. Algunas escuelas, aunque no todas, reafirman la ventaja para la salud de los protectores bucales en la práctica de deportes de contacto.

 

¿Cómo debo cuidar mi protector bucal?

  • Lavar el protector bucal con agua tibia (no caliente) y jabón.
  • Antes de guardarlo, enjuágalo con enjuague bucal.
  • Hay que mantener el protector bucal en una caja de plástico bien ventilada cuando no se use. La caja debe tener varios orificios para que el protector bucal se seque.
  • El calor es dañino para los protectores bucales, no lo dejes bajo la luz directa del sol o en un automóvil cerrado.
  • No dobles el protector bucal cuando lo guardes.
  • No manipules o uses el protector bucal de otra persona.
  • Llama al dentista que hizo el protector bucal si tienes algún problema.