Lengua blanca y pastosa

Todo el mundo sabe de la importancia del cepillado de dientes y el cuidado de la boca y las encías. Eso sí, a veces a la gente se le olvida la salud de la lengua, una parte que también es realmente importante. De hecho, se pueden detectar enfermedades bucodentales a través de la lengua. Por este motivo, si tienes la lengua blanca y pastosa es motivo para preocuparse un poco, ya que podría acarrear problemas.

Síntomas de lengua blanca y pastosa

Por lo general, una lengua en buen estado tiene un aspecto de color rosado y no debe ser blanca. Solamente debe tener una fina capa de saburra o secreciones del estómago. Cuando hay demasiada, tienes lo que se conoce como saburra lingual, acumulando tejido, bacterias, restos de comida y células muertas en su superficie.

En el caso de que tengas una lengua de color blanco y notes una sensación pastosa en la misma, especialmente al tragar, eso significa que algo va mal. También podrías tener la boca seca y pastosa al mismo tiempo.

A veces hay otros síntomas dependiendo de las causas de la lengua blanca. Puedes sentir malestar general, dolor de estómago, mal aliento y llagas en la boca.

Causas

Hay varias causas de la lengua blanca y pastosa. Algunas de ellas son leves y totalmente reversibles, pero otras se asocian a problemas que podrían ser graves.

La falta de higiene bucodental provoca una lengua blanca y pastosa

Una de las causas más habituales es la falta de higiene bucodental. Aquí no solamente hay que lavarse los dientes después de cada comida, sino asegurarse de hacerlo bien. Tómate tu tiempo para llegar a todos los rincones, sin olvidarte de usar cepillos interproximales o hilo dental para cumplir el objetivo.

Tampoco te olvides de la lengua y la cara interna de las mejillas, haciéndolo con cuidado y con paciencia. También puedes usar un irrigador bucal y un poco de colutorio para acabar con las bacterias de una forma más eficaz.

Enfermedades estomacales

La lengua suele tener una pequeña cantidad de saburra en la lengua, pero es tan pequeña que apenas se nota. Cuando hay demasiada saburra, la lengua se pondrá blanca y la boca será pastosa.

La presencia excesiva de saburra se debe a problemas estomacales como la gastritis, siendo una patología relacionada con el exceso de saburra. También podría deberse a problemas intestinales.

Los malos hábitos también se relacionan con la lengua blanca y pastosa

Lavarse los dientes y la lengua después de cada comida no siempre es suficiente. A veces la lengua se vuelve blanca por los malos hábitos, cambiando el color y la textura de la zona.

Por ejemplo, el exceso de azúcar, el consumo excesivo de alcohol y el tabaco podrían provocar su aparición. En su lugar, sigue una dieta saludable, evitando los vicios y comiendo una buena cantidad de frutas y verduras.

Enfermedades del hígado

La lengua es muy útil para detectar problemas de todo tipo, incluyendo problemas en el hígado. En este caso, algunas enfermedades hepáticas tienen este síntoma, mostrando una lengua de color blanco y muy pastosa.

Además, tendrás un mal sabor de boca y malestar general. Si eso ocurre, acude a tu médico inmediatamente para que pueda hacer un diagnóstico adecuado.

Hongos en la boca

Finalmente, está la candidiasis oral y la presencia de hongos en la boca. Además de afectar a la lengua, también provoca llagas en la lengua y en la boca.

En este caso, el tratamiento precoz es fundamental para evitar problemas en la salud bucodental. Se utilizan medicamentos antifúngicos para combatir la infección rápidamente.

Otras causas

Además de las 5 causas anteriormente descritas, a veces también puede aparecer por otras menos comunes. Podría ser por una úlcera, por consumir ciertos medicamentos o por cambiar a una dieta blanda. En los casos más graves, se puede deber a enfermedades como el liquen plano o incluso el VIH.

¿Qué hacer si tengo la lengua blanca y pastosa?

Si notas que tienes la lengua más blanca de lo normal, comprueba el resto de síntomas. En el caso de que tengas mal sabor de boca y malestar, acude al médico como ya se ha dicho, ya que podrían ser enfermedades del hígado.

En caso contrario, hay que acudir a tu dentista de confianza para que haga un diagnóstico. Hazlo también si tienes la lengua amarillenta o agrietada, ya que podría ser síntoma de alguna enfermedad. También maximiza la limpieza bucal como se ha indicado antes.

El dentista realizará un diagnóstico y determinará la causa de la lengua blanca y pastosa. El diagnóstico se hará no solamente revisando la zona, sino teniendo en cuenta el historial del paciente y sus hábitos.  Cuando sea detectada la causa, se hará un tratamiento para que recupere su estado natural, de color rosado y sin ser pastosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment