¿Qué tratamiento de Ortodoncia es el más indicado para mi?

onda Zabalegui ortodoncia

A la hora de decidir el tratamiento más adecuado el especialista siempre tiene en cuenta las preferencias del paciente, pero en cada caso hay decisiones de criterio científico y médico que deben ser tomadas por el especialista, para garantizar un tratamiento de éxito.

Nunca se someterá a un paciente a un tratamiento que no deseé o con el que no esté cómodo y seguro, ya que la implicación del paciente es de vital importancia para el éxito del tratamiento.

Los tipos de ortodoncia más comunes son los siguientes:

  • Ortodoncia tradicional fija: Los Brackets de toda la vida han mejorado mucho y son más pequeños y cómodos. Se trata de la técnica de ortodoncia más tradicional. Está compuesta por brackets metálicos que se colocan en la dentadura de manera fija. La Ortodoncia tradicional no es una técnica en desuso ni mucho menos, hay que añadir que estamos ante uno de los métodos más económicos que tenemos a nuestra disposición a la hora de conseguir mejorar la alineación de nuestros dientes, una opción muy recomendable si tenemos en cuenta que a través de este proceso conseguiremos mejorar tanto la estética como la funcionalidad de nuestra boca.
  • Ortodoncia estética: Es una solución para aquellos que buscan comodidad y eficacia, pero que se preocupan por la estética. La popularización de la ortodoncia estética entre los pacientes adultos ha llevado al desarrollo de diferentes tipos de materiales con los que hacer los brackets. No todos los Brackets son metálicos. Los cerámicos funcionan igual que los tradicionales, pero están fabricados en un material que imita el color de los dientes. El bracket estético ideal debe reunir el color, la textura y la transparencia adecuadas. Debe tener las propiedades físicas y tecnológicas imprescindibles para que la ortodoncia se lleve a cabo con precisión y rapidez.
  • Alineadores invisibles: Son unas férulas transparentes hechas a la medida de tu boca que alinean gradualmente tus dientes. Se deben llevar puestas de 20 a 22 horas diarias y hay que cambiarlas cada dos o tres semanas según avance el tratamiento y cambie la forma de la dentadura. Estos alineadores son removibles e invisibles y ejercen individualmente una controlada y ligera presión sobre los dientes, consiguiendo el movimiento y una corrección hacia el punto deseado de manera progresiva. Lo bueno de este tratamiento es que al ser removible permite mantener una buena higiene bucodental, evitando o reduciendo la posibilidad de que surjan problemas de caries y encías.
  • Brackets linguales: Son unos brackets personalizados, diseñados específicamente para cada dentadura. Son totalmente invisibles, se colocan en la cara interna del diente. En la actualidad es la opción más estética y precisa. El uso de brackets linguales se convierte en la primera opción para las personas adultas jóvenes que son reacios a utilizar aparatos visibles y también para todas aquellas personas que por una razón u otra no quieren sacrificar su estética. No por esto deja de ser un tratamiento muy eficaz y seguro.

Estos son los tratamientos de ortodoncia más comunes, nosotros aconsejamos siempre consultar y hacer caso al especialista en ortodoncia, pues es el especialista el que sin ninguna duda encontrará la solución más indicada para ti y tu problema.