Consecuencias de respirar por la boca

onda Zabalegui ortodoncia

Cuando un niño respira por la boca y no por la nariz, como sería lo fisiológico, se producen consecuencias serias sobre el crecimiento normal de la cara (repercusiones estéticas y funcionales) y sobre la salud general. Los padres, dentistas, pediatras, otorrinolaringólogos y médicos deberían de tener esto muy en cuenta.

Respirar por la boca provoca:

  • Una disminución de la fuerza muscular.
  • El arco de los dientes se estrecha.
  • Se altera la forma de tragar, y la lengua empuja los dientes hacia delante y hacia afuera.
  • El paladar se hace alto y profundo.
  • Los dientes dejan de encajar como deberían, produciendo una maloclusión dental que puede traer otros problemas dentales y de la articulación de la mandíbula.

El diagnóstico es clínico y multidisciplinario. Los padres y los dentistas tienen una gran responsabilidad dado que un tratamiento temprano puede prevenir gran número de patologías. Lo ideal es que se acuda al Ortodoncista antes de los 6 años para recuperar el crecimiento normal de los huesos de la cara y de los dientes quitando este hábito.

Si los defectos en las arcadas dentarias ya se han establecido (dientes torcidos) es imprescindible la ortodoncia para devolver el tamaño y la forma normal a los huesos.

Si crees que esto le sucede a tu hijo pide cita y consúltanos, el mejor tratamiento es la prevención y el diagnóstico precoz.