Cepillos dentales: Tipos

onda Zabalegui ortodoncia

Los cepillos dentales varían en tamaño, forma y textura, así como en longitud, dureza y disposición de las cerdas; pueden usarse manual o pueden ser eléctricos.

Primero los clasificaremos según el tipo de cepillo y más tarde por su dureza.

Los tipos de cepillo son los siguientes:

  • Convencionales: Con 3 o 4 tiras de cerdas, es el que se utiliza normalmente.
  • Eléctricos: Funcionan con motor. Estos cepillos suelen tener 3 tipos movimiento alternado, vertical arqueado o vibratorio.
  • Infantiles: Tienen la cabeza más pequeña y fibras suaves. Generalmente van acompañados de atractivos diseños.
  • Interproximales: Se utilizan en los casos en los que los espacios interdentarios son más amplios. Con frecuencia este tipo de cepillos también se utilizan para eliminar la placa de las caras proximales. Los cepillos interproximales se fabrican en varios tamaños y deben ser elegidos de modo que se ajusten, lo más posible, al espacio.
  • Periodontales: También llamado crevicular, tiene dos de cerdas. Se utiliza en casos de inflamación gingival y surcos periodontales. Se recomienda su uso en niños con ortodoncia fija.
  • De ortodoncia: Es un cepillo muy eficaz que está diseñado para los pacientes que llevan ortodoncia con aparatología fija (Bandas y brackets), la hilera central es más corta para que así se pueda limpiar los brackets estropeándose menos el cepillo.
Tipos-cepillos-dentales

Según su dureza pueden ser:

  • Duro: Las cerdas de este cepillo son las más rígidas. Se recomienda para aquellos que gozan de buena salud bucodental y no tienen problemas sensibilidad en dientes ni encías.
  • Medio: Es el que se utiliza con más frecuencia. Recomendado para aquellos que poseen una buena salud dental pero sus encías no son lo suficientemente fuertes como para aguantar los cepillos duros.
  • Suave: Indicado para quienes posean dientes y/o encías sensibles y para quienes sufren de gingivitis.

¿Cuál es el más indicado para ti?