Brackets vs ortodoncia invisible

Durante años, la ortodoncia tradicional fue el método más usado para alinear los dientes y mejorar la estética y funcionalidad de la sonrisa, ya que es realmente eficaz. Eso sí, los Brackets no son muy estéticos y acomplejan a algunas personas, así que empezaron a aparecer soluciones como la ortodoncia invisible invisaling o variaciones que no se notan. Por este motivo, ahora mucha gente está atenta al duelo de Brackets vs ortodoncia invisible, ya que no saben cuál es la mejor opción.

Qué es una ortodoncia invisible

Lo primero es conocer lo que es este tipo de ortodoncia, tan popular en nuestros días. La ortodoncia invisible o invisaling nació como una alternativa más estética a los Brackets tradicionales de hierro. Se trata de una funda a medida que se coloca sobre los dientes y que es transparente, así que prácticamente no se ve. También son conocidos como alineadores dentales o transparentes.

Al ser removibles, se deben retirar para comer y para lavarse los dientes, además de lavar la propia ortodoncia. El resto del día se deben usar como una ortodoncia normal, llevándose como mínimo durante 22 horas al día para que haga efecto.

Brackets vs ortodoncia invisible

Para saber cuál de las dos opciones es mejor, hay que explicar primero cuáles son las ventajas de cada tratamiento. Primero se verán las ventajas de la ortodoncia invisible y luego de los Brackets, ya que cada uno tiene sus particularidades.

Ventajas de la ortodoncia invisible

El tratamiento de ortodoncia invisible tiene la gran ventaja de ser más estético. Se coloca sobre los dientes y apenas se ve, ya que es de color transparente. Además, como se saca para comer, ni siquiera tendrás que llevarlo puesto en eventos sociales como cenas (aunque como mínimo hay que llevarlo 22 horas al día puesto).

En cambio, el aparato dental de Brackets no se ve bien y estropea la estética de la boca, afectando a la autoestima de algunas personas. Por este motivo, la apariencia suele es el principal motivo para decantarse por la ortodoncia invisaling.

Otra ventaja es la limpieza, la cual es mucho más fácil. Como se puede sacar, podrás cepillarte tus dientes con normalidad, llegando a todos los huecos y sin dificultades. Tampoco tendrás dificultades para comer, ya que se quita.  En cuanto a la prótesis, también es muy fácil de limpiar.

La ortodoncia invisible es mucho más cómoda de llevar y apenas se nota. Por otro lado, tampoco tendrás las heridas habituales de los Brackets, ni tampoco el dolor que suelen provocar en los primeros días.

Ventajas de los Brackets

Aunque el duelo de Brackets vs ortodoncia invisible parece que tenga un claro ganador, los Brackets tienen algo que decir. Su mayor ventaja es el precio, ya que es un tratamiento mucho más económico que la ortodoncia invisible. Si no quieres gastar demasiado dinero y la estética te da igual, este tratamiento es para ti.

Además, al no sacarse, obliga a que el tratamiento se haga de forma estricta. Con la ortodoncia invisible, algunas personas podrían confiarse y quitársela más allá de las 2 horas al día máximas, provocando que el tratamiento no sea efectivo.

En cuanto al tema estético, se han desarrollado Brackets menos llamativos que los de metal. Por ejemplo, los que son transparentes son más estéticos, ya que tienen una tonalidad similar a la de los dientes naturales. Se utilizan materiales como el cristal de zafiro, siendo también un material más duradero e higiénico que el metal tradicional. Eso sí, ninguno llega al nivel de disimulo de la ortodoncia invisible, aunque la diferencia ya no es tan dramática como antes.

Finalmente, el tratamiento con Brackets suele ser más útil en casos graves. Aunque ambos casos funcionen, la ortodoncia invisible no será tan eficaz en los casos de apiñamiento dental más severos, siendo necesaria la colocación de Brackets. De todos modos, todo dependerá del diagnóstico y el criterio del dentista.

Brackets vs ortodoncia invisible: ¿Cuál me coloco?

Ahora que ya sabes las ventajas y desventajas de cada caso, seguramente te preguntes cuál es la mejor opción para ti. En realidad, depende de cada caso personal y de las necesidades de cada uno.

Algunas personas priorizarán la estética por encima de todo, necesitando alineadores invisibles. En cambio, otros preferirán la economía y elegirán Brackets por ser más económicos. Ahora es tu turno de elegir lo que más te convenga según tus gustos personales y tu economía.

Hay que tener en cuenta que, en algunos casos, no se pueden colocar ortodoncias invisibles, especialmente en problemas dentales más complejos. Por este motivo, a veces no tendrás más remedio que elegir Brackets.

Si tienes dudas, lo mejor es consultar con tu odontólogo de confianza para realizar un diagnóstico y estudiar los posibles tratamientos. Cuando tengas un presupuesto, podrás decantarte por la opción que más te guste.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment